Categorías
Enfermedades raras y patologías

Por qué aparecen las contracturas musculares

Muchas veces nos quejamos o resentimos de dolores musculares que son localizados en algún punto de nuestro cuerpo o bien están más extendidos. Aparecen cuando hemos hecho un esfuerzo en nuestra vida cotidiana o también cuando realizamos un movimiento de forma intensa y durante un largo período de tiempo. Al cabo de unos días vamos al médico y nos dice que tenemos una contractura. Pero, ¿sabemos qué son las contracturas musculares?

¿Qué son?

Principalmente hablamos de contractura cuando se produce un acortamiento de las fibras del vientre muscular, normalmente cuando palpamos la zona con esta dolencia vemos que hay como un “granito de arroz” y que duele al rozarlo. Se produce de forma involuntaria y es persistente.

Fibras musculares

Aunque pueden aparecer por muchos casos nosotros nos vamos a centrar en las que se producen por una mala “posición postural”. Aparecen de forma lenta y progresiva, no suelen ser muy dolorosas. Cuando una persona no está bien sentada en una silla de ruedas, por ejemplo está la espalda en posición cifótica, aparecerán contracturas en la zona cervical. Si estas no se tratan de forma adecuada y a tiempo se pueden cronificar y complicar su recuperación.

Postura incorrecta y correcta estando sentado.

Tratamiento

Una vez que sabemos qué son las contracturas musculares, podemos conocer el tratamiento que tienen. Se debe basar en una serie de estiramientos de la zona afectada de forma suave y progresiva. Evidentemente sería muy importante y beneficioso el aspecto fisioterapeútico y, si es necesaria, la ayuda farmacológica en el periodo agudo de la recuperación.

Todo esto lo evitamos con una buena prevención y cuidado de nuestra “higiene corporal” y si en algún momento existen molestias localizadas hablarlas con los profesionales sanitarios para buscar una solución lo antes posible.