Solo el 20% de las piscinas comunitarias de Málaga están adaptadas.

GRANDES DESCUENTOS (1)

El Colegio de Administradores de Fincas ha comunicado que tan solo el 20% de las piscinas comunitarias de la provincia de Málaga se han adaptado a la normativa que, según la Ley de Accesibilidad, debería de cumplirse en 2.020 como fecha límite, pero que la misma Junta de Andalucía adelantó a 2017, siendo este el motivo por el que aún no se están cerrando piscinas.

Aún así, la comunidad puede verse obligada al cumplimiento antes de la fecha límite si un vecino exige la adaptación.

La adaptación conlleva la instalación de un elevador acuático o una grúa de piscina hidráulica homologada que permita a la persona acceder de forma autónoma a la piscina además de una escalera accesible que cuente con dimensiones de peldaños de huella mínima de 30 centímetros y tabica de altura máxima de 16 centímetros. La huella será antideslizante y el ancho mínimo de la escalera será de 1,20 metros.

“Tan solo el 20% de las piscinas comunitarias de la provincia de Málaga se han adaptado a la normativa.”

A esto se le suma la necesidad de contar con un baño adaptado para personas con movilidad reducida y la adaptación de los accesos, como mínimo, a las zonas comunes.

Rafael Martin Maqueda, presidente del Colegio de Administradores, insta a las comunidades a cumplir la normativa, pudiendo verse incluso cerradas las piscinas de estas comunidades a partir de diciembre de este mismo 2019 si no se han adaptado a ella.

Además, resume el proceso de adaptación en cuatro pasos: “Construir una escalera de obra dentro de la piscina, comprar un elevador hidráulico, construir un camino que llegue hasta el bordillo y adaptar un cuarto de baño.”

Vía Diario SUR.